La enfermedad de Sandro afecta a más mujeres

¿Qué diría Sandro de saber que sus “nenas” -así llamaba el cantante a sus fans- padecen cada vez con mayor frecuencia la misma enfermedad que lo tuvo atado durante los últimos años de su vida a un tubo de oxígeno y cuyas complicaciones finalmente lo llevaron a la muerte?

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que tradicionalmente afectaba a los varones, hoy se encuentra por igual en ambos sexos. Intimamente ligada al cigarrillo, avanza sobre las mujeres argentinas a medida que éstas se ponen a la par de los varones en el consumo de tabaco.

“Hace 30 años, la EPOC afectaba a dos mujeres por cada ocho varones; hoy, en todos los lugares donde se ha evaluado el impacto de la enfermedad se observa que la relación es de uno a uno”, dijo el doctor Daniel Colodenco, jefe de alergia e inmunología del Hospital de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer y copresidente de la IV Conferencia Internacional sobre Avances en EPOC, que se realizó días atrás en la ciudad de Buenos Aires.

La batalla final

Funeral sandroA pesar de los esfuerzos de los facultativos, Sandro no pudo superar el progreso de su sepsis generalizada. Roberto Sánchez falleció en el Hospital Italiano de Mendoza por un “shock séptico“, según informó Claudio Burgos, jefe del equipo que lo operó. Su deceso se produjo a las 20.40 hs del 4 de enero de 2010. El paciente había afrontado cinco intervenciones luego del transplante cardiopulmonar (dos de ellas efectuadas el mismo día de su muerte) y había luchado por su vida durante 45 días. Inmediatamente, la noticia repercutió en todos los medios.

La lucha de Sandro (el gitano) para recuperar su salud.

SandroEn 1998 se dio a conocer que Sandro padecía una grave enfermedad ocasionada por décadas de adicción al tabaco: llamada Enfisema pulmonar crónico, la cual lo llevó a alejarse de los escenarios. Pero la dedicación del ídolo para con su público, hizo que en el año 2001 presentara uno de sus mejores espectáculos: (“El hombre de la rosa”), el cual fue posible gracias a que junto al micrófono llevaba conectada una asistencia de oxígeno. De esta manera pudo realizar en 2004 otra gira nacional (“La profecía”). Luego su enfermedad fue avanzando a tal punto que la falta de oxígeno le dificultaba su vida diaria, siéndole diagnosticado como única solución un trasplante de pulmón y corazón, para lo cual fue ingresado en lista de espera.